Seleccionar página

El primer paso para un emprendedor o emprendedora es darle forma a esa idea que le ronda la cabeza. Una vez asentadas las bases del proyecto todo debe ser calma y llevar a cabo las acciones de una manera pausada y tranquila. Todas las decisiones deben ser tomadas después de pensarlo mucho y valorar cada una de las opciones.

Son numerosos los emprendedores jóvenes que se lanzan a crear su propio negocio y son muchas las características que les definen: son idealistas, optimistas y no les da miedo arriesgar. Para triunfar hay que luchar y ellos lo tienen claro.

Pero cuidado, a veces esta actitud les hace caer en diversos errores y a largo plazo pueden suponer un fracaso. Ten en cuenta estos cinco errores que debes evitar:

 

Exceso de confianza

Confiamos plenamente en nuestras cualidades y circunstancias, pero un exceso de esta confianza te puede llevar a olvidar lo realmente importante del negocio: el cliente. Qué es lo que quiere el cliente, qué busca y qué debes ofrecerle. La confianza está bien, pero intenta centrarte en lo realmente importante.

 

Tu amigo, tu socio

Son muchos los emprendedores jóvenes que deciden llevar a cabo un proyecto junto a un amigo. Y no es una mala idea, todo lo contrario, pero si debes tener en cuenta que un equipo debe estar formado por personas con experiencias y conocimientos complementarios. Quizá puede ser tu mejor amigo, pero no tu mejor socio.

Junto con el punto anterior, el exceso de confianza y el asociarse con un amigo o familiar puede desencadenar en la falta de contratos o acuerdos firmados por escrito. Situación que a largo plazo puede suponer muchos problemas.

 

Me encargo de todo

En un primer momento el emprendedor y creador de proyecto se encargará de casi todas las tareas: incluyendo las cuentas, la ejecución y los recursos humanos. Pero una vez crezca el proyecto, el emprendedor debe delegar tareas en otros empleados. Una sola persona no puede encargarse de todo. No hacer esto en el momento adecuado puede llevarte al estrés y agobio y además al descontento de tus empleados.

 

Lo último, la administración

En la actualidad se puede decir que la administración ha pasado a un segundo plano en un negocio. Pero no por ello es menos importante. Algunos emprendedores se centran en el marketing, en las ventas y en los beneficios, olvidándose de la contabilidad y de las finanzas. Antes de que los beneficios lleguen deben estar claras las cuentas.

 

Dinero, dinero y más dinero

Evita que el dinero y el hacerte rico sea el primero de tus objetivos. Son muy pocos los proyectos que acaban convirtiéndose en entidades millonarias. Prioriza con metas y objetivos como la pasión, la motivación y ganas de aportar de tus empleados. El dinero es importante, pero hay circunstancias laborales que lo son más.

 

Estos son algunos ejemplos de errores en los que se puede caer al crear un proyecto. Fíjate como meta convertirte en un emprendedor optimista y arriesgado, pero debes mantenerte siempre con los pies en la tierra.

Gestoría asesoría en leganes grupo em gestión Inmobiliarias en leganés grupo em Gestoría de vehículos en leganes. Transferencias de Vehículos Empresas de Construcción y Reformas esolver Empresas de Mantenimiento y Limpiezas en Madrid CB Villa de Leganés LGN Noticias LGN Radio Qdr Comunicación Lega Integra Esto es atleti